Avispa Asiatica


“Avispa Asiática”

 

La avispa asiática, pertenece a la familia de los véspidos originaria del sudeste asiático poblando hasta el norte de la India y las montañas de China. Se alimenta de frutos y el néctar de otros insectos.

      Su aspecto es parecido al de las que conocemos pero, su color es mas obscuro casi negro y ostensiblemente mas grande. La reina puede llegar a medir 3.5 cm y una obrera 2.5 cm. Pueden llegar a alcanzar un año de vida y suelen anidar en zonas húmedas, matorrales, rincones obscuros y copas de árboles. Las colmenas son esféricas y del tamaño de un balón.

      Nos encontramos ante una invasión, localizando su origen en el sudeste francés en 2004 llegando en un barco de carga de procedencia asiática. Entran a la península por Irún entorno al 2010 siendo las zonas más afectadas en la península: Galicia, Castilla y león, Cantabria y Extremadura. Recientemente parece haberse observado alguna en Madrid pero, esta por confirmar.

      Se generan desde entonces numerosos daños y alarma social pues los picotazos no son lo único preocupante para las administraciones sino la agresividad con que atacan a otras especies de insectos, en concreto las abejas que son capturadas para alimentar sus larvas suponiendo un peligro para la supervivencia de la especie y por tanto una .amenaza de las comunidades apícolas.

      Su picotazo es mucho más grande y más doloroso. El problema se agrava en personas alérgicas y suelen atacar para defender su nido incluso ante el fuego.

      Las avispas salen al exterior y se posan sobre él para observar qué sucede. Si el nido es nuevamente molestado, una o varias avispas combaten al intruso picando rápidamente.

      La avispa velutina conocida también como la invasora asiática, es la responsable del 90% de las picaduras de insecto este verano. Provoco varias muertes localizadas principalmente en la provincia de Galicia, en concreto 3 muertes en personas de distinta edad mientras trabajaban en sus tierras.

En Galicia se han localizado mas de 100 nidos, lo que supone unas 200.000 avispas lo que hay un aumento del 20% en los cuadros alérgicos atendidos por las autoridades sanitarias, pudiendo sobrevenir la muerte en pocas horas si una persona es intolerante al veneno.

La agencia efe, informa que el año pasado de cada cien nidos, resultaban atacadas una media de 15 personas. Uno de cada dos nidos que son retirados en primavera fuéron advertidos tras picar a alguien.

Si te ha gustado puedes darle me gusta y compartirlo:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *